17.11.20

Los aranceles del gobierno Trump han tenido un impacto de 50 millones para las exportaciones agroalimentarias catalanas

La aplicación de los nuevos aranceles del gobierno Trump a los productos agroalimentarios europeos ha tenido un coste para los alimentos y bebidas catalanas de 50 millones de euros, según datos de Prodeca. Los sectores más afectados en estos diez primeros meses de aranceles han sido el del vino, el aceite y el porcino y el conjunto de las exportaciones agroalimentarias catalanas en Estados Unidos han disminuido un 16,24%.

En octubre de 2019, el gobierno de Donald Trump impuso un nuevo incremento arancelario a los países europeos que afectaba especialmente productos agroalimentarios como el vino, el aceite de oliva, la carne de cerdo, el queso o los frutos secos, entre otros muchos. Según datos de Prodeca, desde su entrada en vigor y hasta agosto del 2020 estos aranceles tuvieron una afectación de unos 50M€ en las exportaciones de alimentos y bebidas de las empresas catalanas en los Estados Unidos.

Concretamente, el impacto real de los aranceles ha sido de 13 millones de euros, a los que hay que añadir más de 36 millones por la pérdida de ventas de productos afectados en los diferentes sectores afectados. En total, los aranceles Trump afectan un 22,7% del valor de las exportaciones de Cataluña en los Estados Unidos. 

Los productos más afectados por la aplicación de estos nuevos impuestos han sido el de los aceites vegetales y el aceite de oliva, con una afectación global de 17,5 millones de euros (7 millones por el sobre coste y 10,5 por la caída de ventas) y los vinos, por un valor total de unos 8,5 millones de euros (4,5 por los aranceles y 4 por la caída de ventas). El sector porcino también ha sido de los más perjudicados, si bien no tanto por el coste de los aranceles (0,8 millones de euros) sino la pérdida de valor de las exportaciones respecto el mismo periodo del año anterior: de los 22 millones de euros exportados se ha pasado a poco más de 3,25. 

El descenso de las cifras se explica porque, con los nuevos aranceles Trump, los productos catalanes han perdido competitividad respecto otros países, como Grecia, Italia o Portugal, y esto implica que alguien dentro de la cadena de distribución (productores, consumidores o importadores) asuma este nuevo coste arancelario. En este periodo, el conjunto de las exportaciones agroalimentarias catalanas en los Estados Unidos ha disminuido un 16,24%


Estados Unidos, un mercado clave para el sector agroalimentario catalán

Con una población de 325 millones de habitantes y un perfil importante de consumidores premium que conoce y valora el concepto de la Dieta Mediterránea y de la gastronomía catalana, Estados Unidos es el 9.º destino de las exportaciones agroalimentarias catalanas con un volumen de negocio de 323,68 millones de euros el 2019. Con un crecimiento en los últimos cinco años del 47,62% (2014-2019), la previsión para los cinco próximos es del 10%, un 2% anual de media. 

Estas perspectivas positivas, no obstante, se pueden ver truncadas si la política proteccionista que va se inició con Donald Trump se mantiene con la nueva administración de Joe Biden. Ambos, uno como presidente y el otro como candidato, han apostado para fortalecer el comercio interno y reducir la dependencia de mercados internacionales como China o Europa. No se esperan cambios, pues, a corto plazo, a pesar que el nuevo talante de Biden en el ámbito internacional (que ya demostró como vicepresidente) puede abrir una ventana que permita revertir la situación actual.

Comparte esta noticia